Salud


El Sida una pandemia que paso de siglo y seguirá en el 2017

En los años ochenta del pasado siglo; apareció una enfermedad que en forma silente y desconocida fue tomando vidas con un abanico de síntomas extraños que hacían parecer una novedosa patología desconocida y que afectaba principalmente a la población de homosexuales.

Perdimos personalidades  famosas por esta letal enfermedad  como : Freddie Mercury , Hector Lavoe, Ruck Hudson, Antony Perkins, Gia Carangi, Brad Davis, Perry ellis, Tina Chow,Denholm Elliot, Arthur Ashe entre otros . Y los millones anónimos que la enfermedad se ha llevado. Ya no es tan publicitada y aprendimos a convivir con su presencia y  realidad. Pero 30 años después de su aparición y en pleno siglo XXI  no la hemos podido erradicar ni encontrar la cura ; apenas palear y aumentar la expectativa de años vividos.

En el “ global aids up date 2016” aparecen una serie de datos y cifras que nos pueden dar una panorámica a su situación actual alrededor del mundo. El denominador común es las llamadas “ conductas sexuales de riesgo” y parece son la variable con peso específico en los grupos de afectados.

Si revisamos  aparece un término:” relaciones sexuales de hombres con hombres” y son las que ocupan la mayor participación en las estadísticas publicadas. Una de las metas ha sido aumentar la cobertura de anti-retro virales a las poblaciones contagiadas; esto definitivamente mejora la calidad de vida.

En 2010 existían 33 millones de personas infectadas y en 2015 ya estaban 36.7 millones, en América latina paso de 1,8 millones a 2 millones en ese mismo periodo. Si analizamos en nuestra región como se distribuye la participación de casos nuevos vemos que el 30% es de homosexuales, el 6% trabajadores sexuales, el 2% drogadictos intravenosos, tras genero 3% ,23% clientes de trabajadores sexuales. Esta suma da un 64%  de una población que se considera con grados importantes de promiscuidad en sus conductas sexuales.

Las iniciativas de acceso a los servicios de salud , el uso del preservativo, las campañas de educación masiva y la formación en la afectividad pueden disminuir contagios y por ende muertes asociadas a este síndrome .

Vale la pena mirar al continente Africano que ha tenido las tasas mas altas de SIDA y sus poblaciones afectadas en forma dramática . Pero la experiencia de Uganda creo nos hace pensar en alternativas sencillas y efectivas y es el famoso ABC que allí instauraron: Abstinencia, fidelidad ( Be faithful) y el uso de condones si la anterior fallaba. Esto llevo a Uganda a disminuir en forma importante el crecimiento de infectados por VIH convirtiéndose en un líder mundial en el control de la enfermedad con una estrategia diferente a la liderada por estados Unidos y occidente. El secreto ha sido el control de la promiscuidad basado en la fidelidad de las parejas y hacer consciente a sus ciudadanos del impacto que esto genera.

Que estamos haciendo en nuestro país al respecto, como son las campañas de salud pública y cual es la medición de su impacto ? El enfoque sigue siendo la repartición de condones y esperar que los sero-positivos aparezcan para recetarles anti-retrovirales?

Debemos pensar como lograr eficiencia en los esfuerzos de  investigación ,médicos, enfermeras, hospitales y aseguradores frente a una realidad con la que nos acostumbramos ya a convivir pero que esta afectando a muchas familias. Quizás valdría la pena luchar una estrategia similar a la de Uganda y así enfrentar el factor de mayor riesgo en adquirirla y es la promiscuidad. La clave parece que fue : Be faithful. El respeto por la persona humana, el darle dignidad a su sexualidad y entender que quizás mientras hallamos la cura ; la reflexión de la fidelidad podrá salvar vidas vale la pena reflexionar. Nuestras autoridades de salud pública lo habrán contemplado?

 


Cuidado, para los que practican la zoofilia

En Brasil es mucho más frecuente en el cáncer de pene que en Europa. Pero ¿qué tiene que ver esto con la zoofilia? Para los veinte médicos que firmaron una investigación en The Journal of Sexual Medicine en octubre de 2011 podría haber cierta relación.

A pesar de que las encuestas sexuales distan de ser un método fiable para introducirse en la alcoba, en una encuesta a 492 hombres de entre 18 y 80 años que procedían de regiones rurales y de Brasil, casi el 35 % admitió habe penetrado a un animal o varios. De esos 492 hombres, 18 sufrían cáncer de pene.

En el estudio se co-relaciona que los hombres que habían mantenido más relaciones sexuales con animales sufrían cáncer de pene.

Los animales predilectos para fornicar, por orden de preferencia, son las yeguas, las burras, los mulos, las cabras, las gallinas, las terneras, las vacas, los perros y las perras, los corderos y las ovejas, los cerdos y las gorrinas. Casi el 40 % de los hombres que confiesan haber fornicado con animales lo hacen a menudo, al menos una vez a la semana.

Pero ¿qué relación podría haber entre cáncer de pene y zoofilia? Lo explica así Pierre Barthélémy en su libro Crónicas de ciencia improbable:

En primer lugar, el contacto frecuente con las mucosas animales y los microbios que las pueblan, y en segundo lugar, al empezar su vida sexual introduciendo el miembro viril en orificios que no están realmente adaptados a él, los zoófitos pueden multiplicar los microtraumatismos, lo que les expondrá más a la enfermedad. Los amores bestiales se revelan, pues, como amistades peligrosas. En la mayoría de los casos, el tratamiento de la enfermedad implica una amputación parcial o total de la verga.